Está Apple perdiendo el Norte?

20120921-234319.jpg

Menos de un año sin “El Capitán” y el barco no encuentra el rumbo?…

Estamos seguros de que Steve estará en estos momentos en el ministerio de comunicaciones de Nosso Lar visitando los mapas lanzados por Apple y preparando un “puro monumental” para cuando el responsable del lanzamiento prematuro de los mismos ascienda a nuestro hogar del cielo, dentro de muchos años.

20120922-005245.jpg
20120922-010050.jpg
Y es que la brújula de Apple se inclina actualmente más hacia el Norte magnético de sus equipos que al geográfico de sus mapas.

No se puede negar que desde que Steve no está entre nosotros la manzana mordida parece que empieza a oxidarse, aunque las cifras de la bolsa digan lo contrario.

Desde la partida del gran Jobs, se ha perdido la férrea política de seguridad sobre la información de nuevos lanzamientos; se han aprobado proyectos que el mismo Steve descartó; se ha perdido la frescura y el efecto sorpresa en las presentaciones y sus competidores se acercan velozmente para subirse a la ola de la innovación que provocó el tsunami iPhone.

La última, como todos ya conoceréis por la prensa, ha sido el monumental error de lanzar una aplicación de mapas inacabada que pretende que olvidemos los efectivos mapas de Google enseñando “parte” de algunas grandes ciudades en 3D y cuyos fallos monumentales han ensombrecido la tan esperada salida a la venta del iPhone 5 y el sistema operativo iOS 6.

Sí, tan solo parte de algunas grandes ciudades entre las que por fortuna encontramos Madrid y Barcelona antes que París, que continúa siendo plana.
Y es que ni siquiera se han dignado (y parece mentira) a poner en Nueva York la Estatua de la Libertad en 3D.

Valoramos mucho la buenísima primera impresión que da el poder moverte por las ciudades en 3D, realizadas por un sistema de foto láser geoposicionado de gran calidad, pero después de “sobrevolar” un rato por la ciudad vemos que los nuevos mapas tridimensionales no parecen estar totalmente procesados y revisados, es decir, parece que los datos se han sacado directamente del sistema de foto tridimensional sin haber sido revisados, lo suficiente, por la mano de profesionales.
Esto se aprecia sobre todo en las zonas de sombra de los edificios y vegetación. Allá donde no penetra la luz lo suficiente, el sistema genera un volumen completo y aparecen fachadas inclinadas, montañas a modo de árboles y elementos impropios producidos por otras sombras y reflejos (véase el estadio Vicente Calderón).

20120922-104845.jpg
Ocurre lo contrario cuando hay elementos ligeros y mucha luz. En ese caso dichos elementos literalmente desaparecen y se producen caídas de puentes y viaductos, además de carreteras arrugadas.
20120922-105656.jpg
Hacen falta muchas horas de trabajo “manual” para que los mapas 3D alcancen un equilibrio entre precisión y coherencia cuyo resultado sea satisfactorio para la gran mayoría de usuarios.

Lo que en nuestra humilde opinión debería hacer Apple en estos momentos, con carácter de urgencia, es subsanar los errores detectados en los mapas de navegación y en la información y modo de búsqueda que estos ofrecen para el usuario, con la intención de converger lo más posible hacia la funcionalidad perdida al eliminar los mapas de Google.

Por otro lado, a medio plazo, deberá trabajar con paciencia los datos en 3D para ir ampliando y mejorando la información actualmente aportada.

Y es que se han olvidado de los “mandamientos” de Steve, sobre todo del primero: “Si algo no es excelente, mejor no hacerlo”.

Tras la oleada de críticas, bien merecida, Apple pide paciencia. Y es que puede que en esta ocasión también tenga razón.
Cuando Apple lanzó el primer iPhone, a muchos críticos especializados no les convenció y sin embargo revolucionó el modo de hacer los dispositivos.

En la actualidad no podríamos haber imaginado unos mapas en 3D con el grado de definición que presenta Apple movidos por un teléfono.
La solución coherente de Google hasta hoy había sido discretizar en volúmenes planos las imágenes de satélite y streetview sobre las manzanas de las grandes ciudades, incluyendo los edificios que altruistamente han aportado los usuarios mediante el sistema de posicionamiento de Sketchup.

Apple ha vuelto a tirar del carro de la innovación está vez. Ha propuesto que los mapas en 3D sean brutalmente precisos, aunque no lo haya conseguido de inmediato. La semilla está puesta. Ahora la “guerra” de las 3D puede beneficiarnos a todos a medio plazo.

Lo que no se puede negar es que sin la tecnología que Apple ha puesto sobre la mesa, no podríamos disfrutar de obras con volúmenes complejos como La Sagrada Familia.
20120922-122013.jpg
20120922-123700.jpg
Al igual que La Sagrada Familia perdió al inigualable y genial Antonio Gaudí, Apple perdió a Steve Jobs en su momento más dulce, dejando una obra inacabada de ingeniería e innovación.

Esperemos que alguien en Apple sepa interpretar los planos que dejó Steve, tan correctamente como el Arquitecto D. Jordi Bonet i Armengol y sus predecesores supieron continuar la obra de Gaudí.

Anuncios

About Applendo Team

Tecnología al día para todos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: